jueves, 11 de junio de 2015

Crepes #DeasayunoYcena

Hola de nuevo a todos, 

Esta vez, nada de vídeos, nada de ejercicios, esta vez el post va dedicado a la COMIDA!

Como nos gusta comer a todos, bueno, por lo menos yo disfruto muchísimo, así que si quiero mantenerme, necesito incorporar recetas sanas y saludables, y hacer deporte.

Para cuidar nuestro cuerpo, no solo es hacer deporte, recordad que la alimentación, es la base de una vida saludable. Así que esta vez, comparto la receta de crepes light que me encantan, y te pueden servir tanto para un desayuno, un snack a media tarde, o incluso una cena.

Los ingredientes son:


  • Harina de avena 
  • Claras de huevo
  • Canela
  • Edulcorante
  • Leche (preferiblemente de soja)

Lo bueno de esta receta, es que puedes prepararla y guardarlo en la nevera, y justo cuando vayas a comerlo, te lo haces en menos de 5 minutos.

La preparación, es lo más fácil del mundo. Yo uso el típico bidón que usas para ir al gimnasio o en bici, pero para preparar crepes. Lo primero que hago es triturar la avena, es decir, no compro harina de avena, sino que compro la avena y la trituro con la batidora hasta hacer harina. La guardas en un bote, y así ya tienes harina.
Una vez tengas los ingredientes preparados, en el bidón añades aproximadamente 40 gramos de harina de avena, unas 6-7 claras de huevo, edulcorante (yo lo hago a ojo, hecho un chorrito de edulcorante liquido), canela al gusto y un par de cucharadas de leche. A mi me encanta la leche de soja, es algo más dulce, así que uso esa, pero lo he probado con leche de vaca, y está igual de bueno.

Una vez lo tienes todo en el bidón, agitas bien (recuerda taparlo primero, o a la basura la preparación! jejeje) y preparas la sartén. Con una servilleta pones el aceite, y cuando esté calentita, añades la masa, recuerda, es un crepe, no una torta, así que sea finita. Te saldrán bastantes crepes con estas cantidades, si solo te salen 2, es que has hecho tortitas.

Y ahora llega el punto clave, te apetece dulce o salado? Si eres de dulce, puedes rellenar el crepe con mermelada light, o un poco de chocolate negro, o incluso fruta, queda muy bueno (recomendación, todo lo que añadáis, hacedlo en la sartén, para que quede calentito), aunque como sabéis, yo soy de la variante salada, así que suelo meter dentro un poco de pavo y queso bajo en calorías. La conclusión, nada que envidiar a una de mis mayores adicciones, el croissant plancha. 

Como siempre, de aquí se pueden crear recetas alternativas, con fruta, con trocitos de chocolate, con frutos secos o algún otro cereal. Arriba la imaginación, pero siempre respetando que sea una receta saludable.

Espero que lo probéis y os guste tanto como a mi, a continuación os dejo unas fotitos de varios de mis desayunos/cenas: 







¡A comer!